964 228 138

El ocio alimenta el cuerpo y también el espíritu; en cambio, un trabajo excesivo lo debilita a ambos
Ovidio